1.12.09

Director's Cut












Recientemente me he topado con muchos videoclips que utilizan de forma creativa imágenes de viejos films. El celuloide que asume una nueva vida para jugar a la rock star. Videos oficiales o no, obra de directores o de simples fans hábiles con final cut, qué más da.
Aquí un par de ejemplos que funcionan a la perfección, cada uno a su manera.
Brass Knuckles de PERSONAL & THE PIZZAS, en el que la culminación de una escena de Bad Boys está montada en bucle con un resultado hilarante. Una combinación acertada, como suculento pepperoni en un trozo de pizza.



Don’t lie, de THE MANTLES, en el que la película Paper Moon está condensada en 5 minutos y pegada al temazo del grupo de San Francisco. Hechos el uno para el otro.

0 comments: